1. Inicio
  2. Cerrajeros - Cerrajería Apertura de Coches Urgente 24 horas
  3. La ocupación ilegal de viviendas crece más con la pandemia

La ocupación ilegal de viviendas crece más con la pandemia

La ocupación ilegal de viviendas en España es un tema muy delicado hoy en día en nuestro país. Por si no fuera poco delicado, aumenta la ocupación ilegal de viviendas con la pandemia del COVID-19.

En la mayoría de las ocasiones, las personas que están detrás de estas ocupaciones son mafias que facilitan el acceso ilegal a familias y personas vulnerables.

Los datos oficiales ofrecidos por el Ministerio del Interior son: la ocupación incremento un 50% en el 2016, y un 20% entre el 2018 y el 2019, hasta llegar a 14.394 ocupaciones.

Al verse obligados los titulares de fincas, despachos, oficinas,… por la declaración del estado de alarma, los okupas han aprovechado y han conseguido entrar ilegalmente, aumentando así las denuncias por ocupación.

La directora general de ASVAL (Asociacion de Propietarios de Viviendas en Alquiler), Beatriz Toribio, asegura que la ocupación ilegal se ha convertido en una de las mayores amenazas al que se enfrenta el mercado del alquiler de viviendas.

Toribio va más allá y asegura que; algunas políticas y pensamientos de determinados gobiernos autonómicos y municipales, podrían estar apoyando a estos colectivos a utilizar cada vez más esta salida ilegal.

¿El perfil del okupa?

El perfil del okupa ha cambiado con los años, ya que antiguamente el perfil de un okupa era una persona vulnerable socialmente, sin salida ninguna, ni donde poder dormir.

Actualmente los okupas son personas antisociales, sin un estado de necesidad, haciendo así su forma de vivir y reivindicarse ante las propiedades privadas y secundarias.

Los okupas se han convertido en profesionales, saben cómo organizarse gracias a mafias y organizaciones que les apoyan proporcionando contratos falsos, llaves e información sobre como poder ocupar una vivienda.

Uno de los problemas más juzgados por ciertas personas es la cobardía de los políticos, no reconocen que es un proceso antisocial y perjudicial.

La solución ante este problema social es la modificación del código penal.

Endurecer la pena del delito de usurpación, teniendo una pena de prisión y una multa para aquellos dispuestos a ocupar propiedades ajenas.

Debido a la pandemia del COVID-19 aumenta la ocupación ilegal de viviendas, infórmate y contrataca.

Si necesitas cualquier arreglo u otro servicio, encuentra la solución en arreglos.biz

Entrada anterior
Los buenos cerrajeros
Entrada siguiente
Consejos para elegir la mejor caja fuerte
Menú